Archivo | Reflexiones RSS for this section

Reírse es salud

Después de varios días sin tiempo para comunicaros alguna noticia, vuelvo a la carga diciéndoos que os ¡¡ RIÁIS MUCHO!! Es muy sano, mirad todos los beneficios que obtenemos:

Qué sano es reírse

Anuncios

13 consejos para una ”Mayor felicidad”

Estos son los 13 tips del curso “Mayor felicidad” de Tal Ben Shahar (experto en +psicología +positiva) que ofrece en la universidad de Harvard.

A mí me han encantado ¿y a ti?

La felicidad es un camino, no un destino

1. Los expertos aseguran que hacer ejercicio es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés: Practica algún ejercicio (caminar, ir al gimnasio, nadar, etc.).

2. Estudios demuestran que desayunar te ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente tus actividades. Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar: Desayuna.

3. Cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas:Agradece a la vida todo lo bueno que tienes. Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad.

4. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar en silencio todo lo que te digan y hagan, genera tristeza y desesperanza: Sé asertivo, pide lo que quieras y di lo que piensas.

5. Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas: Gasta tu dinero en EXPERIENCIAS no en cosas.

6. Estudios demuestran que cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas: Enfrenta tus retos. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

7. Llena tu refrigerador, tu computadora, tu escritorio, tu cuarto. TU VIDA de recuerdos bonitos: pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados.

8. Más de cien investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo: Siempre saluda y sé amable con otras personas.

9. Si te duelen los pies es seguro que te pondrás de mal genio, asegura el doctor Keinth Wapner (Presidente de la Asociación Americana de Ortopedia): Usa zapatos que te queden cómodos.

10. Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo: Cuida tu postura.

11. Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar y bailar, esto te va a alegrar la vida: Escucha música.

12. Lo que comes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo. Comer algo ligero cada 3-4 horas mantiene los niveles de glucosa estables, no te saltes comidas. Varía tus alimentos: Come de todo.

13. El 41% de la gente dice que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien: Arréglate y siéntete atractivo(a). !Ponte guapo(a)!

Y tú ¿aplicas los 13 tips cada día?

Deja tu consejo en un comentario. Así seremos más felices !

Noticia original: Alzheimeruniversal.eu

13 tips para una ”mayor felicidad”.. y el tuyo, 14… | Cuidadores Alzheimer 2.0.

Recomendaciones para cuidar a un familiar con Alzheimer

¿Cómo cuidar a una persona con Alzheimer?

Aquí os dejo algunas recomendaciones que espero sean útiles. Parecen obvias, pero muchas veces cuando se viene encima la enfermedad, el agobio y preocupación no nos dejan buscar posibles soluciones a los problemas.

1. Rutinas

Es absolutamente necesario el empleo de rutinas para mantener una estructura ordenada en la vida de la persona enferma. Por ejemplo, si la persona quiere salir a tomar aire fresco, establecer horas en las que lo pueda hacer e intentar mantenerlas.

Por otra parte, también será más fácil para los cuidadores tener una estructura de cuidados y evitar la toma constante de decisiones.

 2. Autonomía

Una persona enferma de Alzheimer se encuentra propensa a perder autonomía a medida que avanza su enfermedad. Sin embargo, se recomienda a los cuidadores motivar la participación y actividad del enfermo.

Se lo debe hacer ejercitar sus capacidades a través de distintas técnicas y, por supuesto, siempre bajo supervisión para evitar que se ponga en situaciones de peligro posibles.

Por otra parte, se aconseja que estas actividades sean lo suficientemente simples para que este pueda realizarlas, pero no lo suficientemente complejas para ocasionarle sentimientos de frustración.

3. Actitud Positiva

Resulta aconsejable juzgar las habilidades del enfermo en términos relativos. Es decir, si este logra realizar con éxito una actividad, aunque objetivamente pueda parecer insignificante (peinarse, bañarse, etc.), siempre debemos juzgarla en el contexto de la enfermedad.

Al momento de proponer actividades, siempre es necesario hacerlo con una actitud positiva, como si se tratara de un juego divertido: cuidar las plantas, cocinar un plato, etc.

Siempre es importante explicarle a la persona lo que está haciendo para ayudarlo a recordar.

 4. Seguridad

Es imprescindible acondicionar el espacio que el enfermo frecuenta de modo que siempre se encuentre fuera de peligro.

Siempre cuidar el cierre de las puertas, las llaves de gas, elementos pesados, etc.

Por otra parte, podemos tomar medidas en relación a ruidos molestos, distracciones, etc.

Es importante que, así como también debe cambiar sus hábitos el enfermo, también lo hagan las personas que lo rodean y se encuentran a su cuidado.

Si quieres más información, puedes escribir un comentario, o dirigirte a mí personalmente en Asesoramiento online.

Frases célebres de Nick Vujiic

Nick Vujiic – Escritor y motivador australiano, sin brazos ni piernas:

 

 “Sin brazos, sin piernas, sin problemas” 

 

“El miedo es la más grande discapacidad de todas” 

“Yo soy muy rico porque tengo paz y fortaleza” 

Frase célebre

“La discapacidad no está en las personas faltas de una parte de su cuerpo, está en la mente de muchas que se dicen sanas” – Marithe Lozano.

El diseño de ambientes para nuestros mayores

El concepto de accesibilidad universal y diseño para todos, se basa en adaptar nuestro entorno para que nos resulte más fácil realizar las actividades que sean.

Por ejemplo, aquí te voy a presentar algunas adaptaciones del hogar que se pueden realizar fácilmente y que les facilitan la vida a nuestros mayores:

– La artritis nos dificulta movimientos como por ejemplo el abrir la puerta de casa. Se puede simplemente cambiar la chapa de la puerta de nuestra casa, o adquirir un adaptador de llaves como este de la imagen para girar la llave con mayor superficie de la mano.

– Otro ejemplo, es en la  enfermedad de Alzheimer. Elizabeth Brawley nos dice que normalmente la agitación y la confusión en la persona que padece Alzheimer es provocada por un factor externo a la persona, algunas veces suelen ser objetos, suele ser la luz de la habitación, suele ser un sonido o un olor.

Los ambientes tranquilos ofrecen a las personas con Alzheimer un mejor desenvolvimiento en el espacio, y una reducción de la ansiedad.

Además, si observamos que la persona se pierde por casa, no encuentra el cuarto de baño… le podemos poner carteles en las puertas, con imágenes identificativas de cada sala, así evitaremos que abra todas las puertas de los armarios sin éxito.

 

Estos son sólo unos ejemplos de lo que nos puede ayudar el adaptar el entorno a nuestras necesidades.

Puede mejorar muchísimo su calidad de vida.

Si está interesado en buscar soluciones en su entorno de casa para mejorar en su autonomía personal, le recomiendo visite el apartado Adaptaciones del hogar de nuestra web.

 

Artículo realizado por:
Irene Díaz
Terapeuta Ocupacional

DISCAPACITADOS, MINUSVÁLIDOS, ¿QUÉ TERMINOLOGÍA USAR?

Artículo realizado por:
Irene Díaz
Terapeuta Ocupacional

Cuando hice el posgrado de “Accesibilidad y Diseño para todos”, nos insistieron mucho en el uso de una terminología adecuada, y me gustaría transmitíroslo:

El dirigirnos a alguien como discapacitado (falta de alguna capacidad), o minusválido (menos válido), con esos términos estamos describiendo ya a la persona en sí, sin tener en cuenta nada más. Es su adjetivo calificativo. Similar a si nos dirigimos a alguien diciéndole: calvo, borracho… Suena mal, ¿verdad?

Para hablar con más “respeto” tendríamos que decir: calvo, persona que tiene problemas de calvicie; borracho, persona que tiene problemas con el alcohol; discapacitado, persona con discapacidad.

¡Así es! Ante todo PERSONA, que sea lo primero que define y después una característica de ella. Esto es lo comúnmente aceptado por las asociaciones de personas con discapacidad.

Debemos desterrar cierta terminología que ha quedado desfasada y que está basada en un enfoque caritativo y victimista. Os lo cuento resumido:

NO UTILIZAR:

  • Padecer o sufrir una discapacidad, estar afectado por una discapacidad.

Ellos no lo sienten como un sufrimiento, ni tampoco debemos potenciar con nuestro lenguaje que lo sientan de esa manera.

  • Persona anormal, que no son normales.

¿Y qué es normal?

  • Personas sordomudas.

Hace ya un tiempo que en muchos casos se consigue que una persona sorda consiga hablar.

  • Inválido, minusválido, y otros términos ya mayoritariamente en desuso.

Desde el Real Decreto 1856/2009, de 4 de diciembre, se retira el término minusvalía y se sustituye por discapacidad.

UTILIZAR:

  • PERSONAS CON DISCAPACIDAD.
  • Personas sordas
    • Personas con discapacidad auditiva.
  • Personas ciegas
    • Personas con discapacidad visual.
  • Usuario de silla de ruedas
    • Persona con discapacidad física
    • Personas con movilidad reducida (PMR se utiliza fundamentalmente cuando se habla de transporte)
  • Personas con trastorno autista
  • Personas con Síndrome de Down
  • Personas con discapacidad intelectual
  • Personas con daño cerebral
  • Personas con parálisis cerebral
  • Personas con enfermedad mental
  • Personas con…

¡ES FÁCIL! Sólo tienes que añadir la palabra persona delante y ¡sale solo! Úsalo y te acostumbrarás.

Y si quieres seguir con la reflexión…

Si además queremos ir más allá, van apareciendo términos como “personas con diversidad funcional”, “personas con múltiples capacidades”…

¿Qué quieren decir con esto?

La persona con discapacidad visual, por ejemplo, no ve, pero tiene mayor capacidad para oler, sentir, tocar, escuchar… tiene discapacidad visual, pero “supercapacidad” auditiva, táctil… Realmente esto nos ocurre a todos: unos somos mejores en cálculo pero la memoria la tenemos fatal; personas que son muy buenas redactando sus sentimientos, pero después son incapaces de contárselos a alguien…

Y podría enumerar multitud de capacidades y discapacidades que tenemos todos. Esto es la diversidad.

 Yo he tratado con personas con discapacidad y por lo general el tema de la terminología les da igual, no se ofenden si les llamas ciegos, cojos o discapacitados. Pero sí creo que debe ser labor de todos el que el lenguaje en sí sea respetuoso, independientemente del tono de voz como se pronuncie.

    Los términos “personas con diversidad funcional”, “personas con múltiples capacidades”… personalmente me parecen rebuscados, largos e incluso difíciles de pronunciar, por lo que siempre uso “persona con discapacidad física, visual…”

 

¿Y tú? ¿Qué piensas sobre este tema? ¿Estás de acuerdo? Coméntanoslo, seguro que nos ayudas en tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: